RESOLUCIONES PROCESALES DE LOS JUECES Y TRIBUNALES. Diferencias.

Los jueces pueden dictar las siguientes RESOLUCIONES: providencias, autos y sentencias. Otra cuestión diferente son los ACUERDOS de carácter gubernativo; estos no tienen carácter jurisdiccional, ni pueden suponer privaciones de derechos.

  1. Providencias

Las providencias son declaraciones de voluntad dictadas por el juez con eficacia imperativa y que se adoptan para ordenar materialmente el proceso. Funcionan como las diligencias de los secretarios judiciales, por lo que no es necesario que estén motivadas. Tratan sobre cuestiones procesales que requieran una decisión judicial, porque así lo establece la ley, siempre y cuando esta no exija expresamente que la decisión revista la forma de auto.

  1. Autos

Los autos son resoluciones motivadas que dicta el juez en determinados casos previstos por la ley. Se utilizan, por ejemplo, para decidir sobre lo siguiente:

  • recursos contra providencias o decretos
  • admisión o inadmisión de demanda, reconvención, acumulación de acciones
  • admisión o inadmisión de la prueba
  • aprobación judicial de transacciones, acuerdos de mediación y convenios
  • medidas cautelares y nulidad o validez de las actuaciones.
  • cuestiones incidentales
  • presupuestos procesales
  • nulidad del procedimiento

También revisten forma de auto las resoluciones que ponen fin a las actuaciones de una instancia o recurso, salvo que deban finalizar por decreto según la ley.

El término «autos» también hace referencia al conjunto de actuaciones o piezas de un procedimiento judicial y, sobre todo, a los documentos, en sentido amplio, que configuran físicamente el contenido de un proceso judicial. No debe confundirse, cuando tiene este significado, con la resolución judicial.

  1. Sentencias

Es la resolución que pone fin al proceso, ya sea en primera o segunda instancia, cuando la tramitación ordinaria prevista en la ley llega hasta el final. También se usa para resolver sobre los recursos extraordinarios y la revisión de sentencias firmes.

Una sentencia condena o absuelve al acusado, imponiéndole la pena correspondiente. Deben estar motivadas.

El CONTENIDO FORMAL de las sentencias es el siguiente:

  1. Encabezamiento: Lugar, fecha y Juez o Tribunal que las pronuncia; identificación de las partes litigantes, apodos o sobrenombres de los procesados y objeto del pleito.
  2. Antecedentes de hecho y hechos probados: En párrafos separados y numerados. Los antecedentes de hecho hacen referencia sucinta a todos los trámites procesales realizados desde la incoación del procedimiento hasta el propio momento de dictar la sentencia. Los hechos probados son el relato que el Juez o Tribunal considera cierto y probado de los hechos delictivos, base de la tipificación de la conducta y del fallo subsiguiente. No pueden hacer referencia a cuestiones jurídicas ni de interpretación del derecho, sino solamente al discurrir de los acontecimientos delictivos.
  3. Fundamentos de derecho: Calificación de los hechos probados, participación en los hechos de cada procesado, calificación de las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal si concurren, la responsabilidad civil y las costas y cita de las disposiciones legales aplicables.
  4. Parte dispositiva o Fallo: Debe ser claro, preciso y congruente, condenando o absolviendo por el delito principal y los conexos, faltas incidentales y responsabilidad civil.
  5. Firma del Juez o Tribunal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.