Tratamiento Penitenciario (I)

Consiste en el conjunto de actividades directamente dirigidas a la consecución de la reeducación y reinserción social de los penados dirigido a hacer del interno una persona con la intención y la capacidad de vivir respetando la Ley penal, así como de subvenir a sus necesidades.

Regulación

  • Arts. 59 a 72 de la Ley Orgánica 1/1979 General Penitenciaria.
  • Arts. 113 a 131 del RD 190/1996, de 9 de febrero, que aprueba el Reglamento Penitenciario.
  • Instrucciones del Centro Directivo.

Fundamento

Art. 25 de la Constitución Española, orientación hacia la reeducación y reinserción social.

Art. 60 LOGP, utilización, en tanto sea posible, de todos los métodos de tratamiento y los medios que, respetando siempre los derechos constitucionales no afectados por la condena, puedan facilitar la obtención de dichas finalidades.

Principios informadores

Contemplados en el art. 62 LOGP son los siguientes:

  • Estará basado en el estudio científicode la constitución, el temperamento, el carácter, las aptitudes y las actitudes del sujeto a tratar,
  • Guardará relación directa con un diagnóstico de personalidad criminaly con un juicio pronóstico inicial,…
  • Será individualizado,…, en relación a la personalidad del interno.
  • En general será complejo,…
  • Será programado, fijándose el plan general que deberá seguirse en su ejecución…
  • Será de carácter continuo y dinámico, dependiente de las incidencias en la evolución de la personalidad del interno durante el cumplimiento de la condena.

Elementos del tratamiento

Se recogen en el Art. 110 del RP, que señala que para la consecución de la finalidad resocializadora de la pena privativa de libertad, la Administración Penitenciaria:

  • Diseñará programas formativosorientados a desarrollar las aptitudes de los internos, enriquecer sus conocimientos, mejorar sus capacidades técnicas o profesionales y compensar sus carencias.
  • Utilizará los programas y las técnicas de carácter psicosocialque vayan orientadas a mejorar las capacidades de los internos y a abordar aquellas problemáticas específicas que puedan haber influido en su comportamiento delictivo anterior.
  • Potenciará y facilitará los contactos del interno con el exteriorcontando, siempre que sea posible, con los recursos de la comunidad como instrumentos fundamentales en las tareas de reinserción.

El tratamiento Individualizado

Es obligación de la Administración diseñar un programa individualizado para cada uno de los internos, incentivándoles de forma que intervengan en la planificación y ejecución del mismo.

Se encuentra regulado en los arts. 113 a 131 del RP y arts. 59 a72 de la LOGP, así como por Instrucciones del Centro Directivo.

Para la confección del tratamiento penitenciario individualizado se siguen tres fases, que son: observación, clasificación y el tratamiento individualizado.

Las tareas de observación, clasificación y tratamiento las realizarán los equipos cualificados de especialistas, cuya composición y funciones se determinarán en el Reglamento Penitenciario.

El art. 64 de la LOGP distingue dos tipos, según el tipo de internos a que vaya dirigido:

 De Preventivos: Se fundamentará en la recogida de la mayor información posible sobre cada uno de los preventivos a través de datos documentales y de entrevistas, y mediante la observación directa del comportamiento, estableciendo sobre estas bases la separación o clasificación interior en grupos conforme a lo previsto en el art. 16 de la LOGP y todo ello en cuanto sea compatible con la presunción de inocencia (art. 64.1 LOGP)

 De Penados. Una vez recaída sentencia condenatoria se completará la información anterior con un estudio científico de la personalidad del observado, formulando en base a dichos estudios e informaciones:

– Determinación del tipo criminológico.

– Diagnóstico de capacidad criminal y de adaptabilidad social.

– Propuesta razonada de grado de tratamiento y de destino al tipo de establecimiento que corresponda (art. 64.2 LOGP).

La clasificación

Como paso previo a la necesaria individualización del tratamiento, tras la adecuada observación de cada penado, se realizará su clasificación conforme a lo previsto en los arts. 100 a 110 del RP, destinándole al establecimiento cuyo régimen sea más adecuado al tratamiento que se le haya asignado, y, en su caso, al grupo o sección más idóneo dentro de aquél (art. 63 LOGP).

La clasificación tomará en cuenta:

  • La personalidad.
  • El historial individual, familiar, social y delictivo del interno.
  • La duración de la pena y medidas penales en su caso.
  • El medio a que probablemente retornará y los recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso y momento para el buen éxito del tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.