Acumulacion y refundicion, sus diferencias

Acumulación aritmética o matemática, expresada en el art. 73 del Código Penal: Al responsable de dos o más delitos o faltas se le impondrán todas las penas correspondientes a las diversas infracciones para su cumplimiento simultáneo, si fuera posible, por la naturaleza y efecto de las mismas. Y en el caso de no poderse cumplir simultáneamente todas las penas, el art. 75 complementa el sistema de acumulación matemática, que prevé que cuando todas o algunas de las penas correspondientes a las diversas infracciones no puedan ser cumplidas simultáneamente por el condenado, se seguirá el orden de su respectiva gravedad para su cumplimiento sucesivo, en cuanto sea posible.

Acumulación jurídica, alude a la aplicación del art. 76 del Código Penal, a efectos de establecer un límite al cumplimiento de todas las condenas que se impusieren al culpable de diferentes delitos.

Refundición de condenas, se conoce como la suma aritmética de todas las penas que se están cumpliendo para considerarlas como una única, a efectos de la concesión de la libertad condicional (art. 193.2  del Reglamento Penitenciario).

El Jurista penitenciario LOPEZ CERRADA establece claramente las siguientes DIFERENCIAS entre acumulación y refundición:

  • “La acumulación se inscribe en la fase de determinación e individualización de la pena; la refundición en la fase de ejecución.
  • La acumulación es competencia del Juez o Tribunal sentenciador; la refundición es competencia del JVP.
  • La acumulación está basada en las reglas establecidas en el CP (Art. 76) y su procedimiento en la LECr. (Art. 988); la refundición en el RP. (Art. 193 y 195).
  • La acumulación supone una limitación al cumplimiento de penas, ya que establece un máximum a cumplir; la refundición consiste en la suma de todas las penas privativas de libertad que cumple el penado, con el objeto de establecer una ficción de una única pena a efectos de poder disfrutar la libertad condicional.
  • En la acumulación se pueden incluir, en principio, todas las penas susceptibles de cumplimiento dilatado en el tiempo; en la refundición sólo las privativas de libertad.
  • La acumulación requiere la asistencia letrada del penado; la refundición no la precisa, en principio, a salvo de posible recurso.
  • El procedimiento de acumulación se inicia a instancia del penado, de oficio por el Juez o Tribunal sentenciador o por el MF (Art. 988 LECr.); la refundición se inicia de oficio por el Centro Penitenciario.
  • En la acumulación se exigen determinados requisitos (Art. 76 CP y 988 LECr); en la refundición, en principio no.
  • En la refundición, y de forma previa a la propuesta por parte del Centro Penitenciario, se realiza un enlace de todas las penas; en la acumulación no se precisa este trámite.
  • El Auto de acumulación es recurrible en casación ante el TS (Art. 988 LECr); el auto de refundición es recurrible en recurso de reforma, ante el mismo Juez, y de apelación ante la AP en cuya jurisdicción se encuentre el Centro Penitenciario en donde se encuentre el penado (Disposición adicional Quinta de la LOPJ)”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.