Conceptos relacionados

Centro Directivo

En el ámbito de la Administración General del Estado, por Centro Directivo se entiende el órgano de la Administración penitenciaria con rango igual o superior a Dirección General que tenga atribuidas las competencias correspondientes (cuarta disposiciones orgánicas del Reglamento Penitenciario). En la mayoría de las ocasiones es el encargado de decidir sobre la clasificación penitenciaria, y en ocasiones de revisar las decisiones adoptadas por la Junta de tratamiento (Ferrer Gutiérrez, 2011, pp. 314).

Equipo técnico

Su composición y funciones se detallan en los artículos 274 y 275 del RP. El Equipo Técnico se encargará de ejecutar el tratamiento y de efectuar mediante la directa observación de los internos una evaluación del progreso, así como de sus carencias y necesidades, y con ello propondrá la adopción de las medidas que considere oportunas a la Junta de Tratamiento.

Junta de Tratamiento

Su composición y funciones se detallan en los artículos272 y 273 RP. Es competencia de la Junta de Tratamiento la elaboración de los informes, la proposición a la Dirección General de la clasificación que proceda, incluso, en algunos casos, adoptar directamente la decisión procedente con posibilidad de revisión por el Centro Directivo (Ferrer Gutiérrez, 2013, pp.338-341).

Régimen

Según el art. 73 del Reglamento penitenciario consiste en el “conjunto de normas o medidas que persiguen la consecución de una convivencia ordenada y pacífica que permita alcanzar el ambiente adecuado para el éxito del tratamiento y la retención y custodia de los reclusos”. Existen distintos tipos de régimen:

  1.  El régimen ordinario se aplicará a los penados clasificados en segundo grado, a los penados sin clasificar y a los detenidos y presos.
  2.  El régimen abierto se aplicará a los penados clasificados en tercer grado que puedan continuar su tratamiento en régimen de semilibertad.
  3.  El régimen cerrado se aplicará a los penados clasificados en primer grado por su peligrosidad extrema o manifiesta inadaptación a los regímenes comunes anteriores y a los preventivos en quienes concurran idénticas circunstancias.

Tratamiento penitenciario

Según el art. 59 LOGP consiste en el “conjunto de actividades directamente dirigidas a la consecución de la reeducación y reinserción social de los penados”. La finalidad del tratamiento consiste en lograr que el interno sea una persona con la intención y capacidad de vivir respetando la ley penal, además pretende lograr que el interno sea una persona con la capacidad de subvenir a sus necesidades. Puesto que el tratamiento no puede ser impuesto coactivamente, hay que aclarar que el hecho de que un interno rechace dicho tratamiento no supone que no se pueda clasificar, en estos casos la clasificación inicial se realizara mediante la observación directa del comportamiento y los informes pertinentes del personal penitenciario de los Equipos técnicos que tengan relación con el interno, así como la utilización de datos documentales existentes (Leganés Gómez, 2005, pp. 178)

Clasificación Penitenciaria

Se puede entender por clasificación penitenciaria “el conjuntos de actuaciones de la Administración Penitenciaria sobre un interno que concluye con una resolución que determina el estatus jurídico penitenciario de un interno, susceptible de control jurisdiccional, y que sirve para la necesaria separación y distribución de los internos en Centros penitenciarios, y dentro de cada centro en otro u otro grado o fase, y para adecuar en cada momento la persona y su tratamiento” (Mir Puig, 2011,pp.71).

Los internos como señala el art. 99 de le Ley orgánica 1/1979, de 26 de septiembre, General penitenciaria (a partir de ahora LOGP) serán separados teniendo en cuenta, con carácter prioritario, los criterios de sexo, edad y antecedentes delictivos y respecto a los penados, las exigencias de tratamiento. Por tanto, los hombres y mujeres deberán estar separados, salvo en casos excepcionales (Centros o departamentos mixtos), los detenidos y presos también estarán separados de los condenados, y, en ambos, casos los primarios de los reincidentes, los jóvenes estarán separados de los adultos, los enfermos o deficientes físicos o mentales estarán separados del régimen normal del establecimiento, y finalmente, los detenidos y presos por delitos dolosos estarán separados de los que estén por delitos de imprudencia (art. 16 LOGP).

Además de la clasificación interna mencionada – como analizaremos-, tras el ingreso los penados (solo pueden ser clasificados los penados) tendrán que ser clasificados en grados. El art. 72.1 LOGP establece que “Las penas privativas de libertad se ejecutarán según el sistema de individualización científica, separado en grados, el último de los cuales será el de libertad condicional, conforme determina el Código Penal”. Por su parte el art.100.1 del Reglamento penitenciario (a partir de ahora RP) establece “(…) tras el ingreso los penados deberán ser clasificados en grados. Los grados serán nominados correlativamente, de manera que el primero se corresponda con un régimen en el que las medidas de control y seguridad serán más estrictas, el segundo con el régimen ordinario y el tercero con el régimen abierto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.